Nuestras flores vienen de las subastas más importantes en Aalsmeer, (Holanda) en el corazón del “país de las flores”. En dicha subasta nuestros agentes se encargan de escoger las flores de la mejor calidad en las variedades más exclusivas para poder así ofreceros los mejores resultados.
Pero también trabajamos activamente con granjas y jardines de corte nacionales, que no solo nos permiten controlar y programar la producción de flor, sino que nos permite planificar y seleccionar las variedades que vamos a vender en cada temporada, siguiendo las tendencias y guiados siempre por nuestro estilo y gusto.
De este modo, aparte de conseguir flores únicas y sin utilizar productos químicos, contribuimos a desarrollar un consumo más sostenible, apoyando a pequeños campesinos y empresas familiares, que buscan al igual que nosotros, un sueldo digno y justo por su labor, evitar la huella ecológica del transporte de la flor y convivir con la naturaleza sin destruirla.