Nuestra razón de ser.
Nos encanta fijarnos en las cosas que nadie más se fijaría y que lo hacen todo más especial.

Esa vela aromática en ese rincón que lo hace único, un aroma en el ambiente que sea acorde para cada ocasión y cada lugar, todo tiene que ser perfecto, o acercarnos lo más posible en el peor de los casos.

Nos encanta esforzarnos al máximo para conseguir los mejores resultados y cuando ya estamos satisfechos, darle otra vuelta para poder mejorarlo aún más.

Hacer los ramos de novia a medida (literalmente), servirlos en jarrón de cristal para su transporte, teñir nuestros propios lazos de seda con tintes naturales para conseguir el color exacto que buscamos, realizar una réplica de tu ramo una semana antes del evento para que te lo pruebes o realizar un posterior herbario de boda, son ejemplos muy claros de nuestra firma.